Testimonio Constanza Lewin

En mi familia, mi abuelo era presidente del sindicato de trabajadores de la ENAP. Para el Golpe se lo llevaron. Contactos de la familia lograron que lo soltaran. Aún así, no se prendían las luces en su casa. Todos hablaban en sordina y caminaban en puntas de pie. Mi abuelo jamás pudo trabajar nuevamente.
Para el plebiscito, mi mamá votaba por el NO y mi papá por el SÍ. Ella andaba contenta durante la campaña y mi papá, apagado. Yo tenía sólo seis años, y me daba pena, así que quería votar como él para que no se sintiera solo.
Cuando ganó el NO, recuerdo haber salido a celebrar a la calle, con mi mamá y varios tíos.

Colabora con tu testimonio en Facebook

También al +56 9 7981 6946 en WhatsApp

Sigue el proyecto en #30MasChile y en